fbpx

MOBILE MENU

Cyberbullying: la Amenaza Invisible que Aumenta el Riesgo de Suicidio en Jóvenes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

El Día Mundial de la Prevención del Suicidio (DMPS), que se conmemora anualmente el 10 de septiembre, está organizado por la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (IASP) y respaldado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). El tema del 2023 es “Crear esperanza a través de la acción”, refleja la necesidad de una acción colectiva para abordar este urgente problema de salud pública.

Todos nosotros (familiares, amigos, compañeros de trabajo, miembros de la comunidad, educadores, líderes religiosos, profesionales de la salud, funcionarios políticos y gobiernos) podemos tomar medidas para prevenir el suicidio en la Región.

Según un informe de la Organización Mundial de Salud (OMS) junto a Naciones Unidas, alrededor de 200 mil suicidios al año entre jóvenes de entre 14 y 28 años junto a Naciones Unidas.  Por su parte, la asociación británica Beat Bullying declara que, dentro de la Unión Europea, hasta 24 millones de niños y jóvenes al año son víctimas de acoso y maltrato por bullying.

En el caso de Chile y según el Estudio Nacional sobre Ciberacoso en Pandemia, un 49% de participantes dijo haber sido acosada/o virtualmente al menos una vez en los últimos tres meses (en 2021). De ellas/os, un 88% afirmó haber sido amenazada/o por internet o redes sociales al menos una vez dentro del mismo período de tiempo.

Cabe destacar que en la era digital en la que vivimos, la tecnología ha brindado innumerables beneficios, pero también ha dado lugar a desafíos únicos. Uno de los desafíos más preocupantes es el cyberbullying, un fenómeno que afecta a niños, adolescentes y adultos por igual. Este problema no solo tiene consecuencias psicológicas, sino que también puede estar vinculado al riesgo de suicidio en los jóvenes

Señales de que un adolescente podría estar siendo víctima de ciberacoso:

La psicóloga infanto-juvenil de Grupo Cetep, María Jesús Lagos indica que “las señales que deben alertarnos incluyen cambios de ánimo, tristeza o irritabilidad, ansiedad, nerviosismo o alerta”.

Además, pueden notarse síntomas como insomnio, pesadillas, alteración del apetito y dolores físicos.

Estas señales deben tomarse en serio, ya que pueden estar relacionadas con el acoso en línea y aumentar el riesgo de problemas de salud mental, incluyendo el suicidio.

Consecuencias psicológicas del ciberacoso y su relación con el suicidio en los jóvenes:

El cyberbullying no solo afecta la autoestima y la Salud Mental de los jóvenes, sino que también puede llevar al riesgo de suicidio. María Jesús Lagos, psicóloga de Grupo Cetep advierte que las principales consecuencias para un joven víctima de acoso incluyen una baja autoestima, dificultad para poner límites con otros, validación de violencia, sensación de no ser aceptado, desconfianza y retraimiento social.

“Por todo esto, es muy posible desarrollar trastornos del ánimo en la línea de lo depresivo o ansioso, y en casos más complejos incluso fobia social.”

La psicóloga de Grupo Cetep subraya la gravedad del problema, añadiendo que “muchos jóvenes no logran lidiar con la angustia que todo esto les provoca y comienzan a sentirse desesperanzados, lo que los lleva a intentar autolesiones o incluso suicidio.”

Estrategias efectivas para prevenir el ciberacoso y la prevención del suicidio en los adolescentes:

La experta enfatiza que la prevención del ciberacoso y la prevención del suicidio están estrechamente relacionadas. “Siempre debemos considerar que muchas personas se sienten empoderadas detrás del anonimato o al no mostrarse cara a cara, lo que facilita el acoso en línea y puede aumentar el riesgo de suicidio”.

Para prevenir estas situaciones, Lagos recomienda:

  1. El uso de dispositivos electrónicos en niños y adolescentes esté sujeto a control parental o sea supervisado por un adulto.
  2. Es esencial crear en el hogar instancias de comunicación y expresión libre, donde los menores puedan hablar de sus problemas o de cómo se sienten, sin ser invalidados o juzgados. Esto promoverá un clima de confianza en el que los jóvenes puedan solicitar ayuda cuando enfrenten situaciones difíciles.
  3. El factor crianza también es fundamental: Los padres y cuidadores deben dar ejemplo en su comportamiento frente a los jóvenes, promoviendo el respeto, la empatía y la tolerancia.
  4. Por otra parte, es importante enseñar a fijar límites y a NO ser testigos pasivos o cómplices de las faltas de respeto.

El cyberbullying es un problema serio que no solo afecta la Salud Mental de los jóvenes, sino que también puede estar vinculado al riesgo de suicidio.

 La prevención del ciberacoso y la prevención del suicidio son esfuerzos interconectados que requieren la atención de padres, educadores y la sociedad en general.

La psicóloga infanto-juvenil de Grupo Cetep, María Jesús Lagos, enfatiza que la educación y el apoyo son claves en la lucha contra el cyberbullying y la prevención del suicidio. Al tomar medidas proactivas y alentar un ambiente en línea positivo y respetuoso, podemos trabajar juntos para crear un entorno digital y social más seguro para todos.

En Grupo Cetep contamos con un equipo de profesionales especializados en psicología y psiquiatría que te brindarán el apoyo adecuado a tus necesidades.

Recuerda que Conversar de Salud Mental puede salvar vidas o al menos mejorarlas.

Newsletter
Suscríbete y recibe el mejor contenido sobre Salud Mental y Bienestar.